¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 11 el Sáb Mayo 13, 2017 1:08 am.
Últimos temas
» 1 — You gotta be kidding me...
Jue Jul 13, 2017 11:52 pm por Mirror

» I — This can't be!!
Jue Jul 13, 2017 6:01 am por Mirror

» I — The alliance, a marriage
Vie Jun 02, 2017 8:27 pm por Suki

» I — If only I could turn back time
Vie Jun 02, 2017 8:24 pm por Suki

» 1 — I can't believe this
Vie Jun 02, 2017 8:21 pm por Suki

» I — Don't hide anything
Vie Jun 02, 2017 8:17 pm por Suki

» 1 — I'm falling in love with you
Vie Jun 02, 2017 8:13 pm por Suki

» I — Nothing else matters
Vie Jun 02, 2017 8:10 pm por Suki

» I — I could feel this presence
Vie Jun 02, 2017 8:06 pm por Suki

» I — You're in my hands
Vie Jun 02, 2017 7:58 pm por Suki


I — Lost in your essence

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I — Lost in your essence

Mensaje por Mirror el Vie Jun 02, 2017 5:25 pm

Sabía que era temprano, porque aun no amanecía y aun no se oía el caos y el estrés de los automovilistas atrapados en el tráfico intentando llegar a sus respectivos empleos, que, por supuesto, no le interesaban. Tenía un cigarrillo en una mano y el celular en la otra.

Solo tenía la costumbre de fumar en la cama y después de tener sexo porque a ella realmente la volvía loca que fumase justo en ese lugar, justo después de "hacer el amor". Y no la volvía loca en el buen sentido. Ella realmente enfurecía y a él le encantaba verla enfadada.

La sonrisa que se dibujó en su rostro delataba que aun disfrutaba de ese recuerdo. No sabía si a ella aun le enfurecía que alguien fumase a su alrededor y contaminara su aire, se lo preguntó a si mismo por un rato como si pudiera adivinarlo mágicamente y luego jugueteó con su móvil, dispuesto a llamarle y preguntarle.

Pero se detuvo y miró hacia su izquierda. Daisy seguía dormida junto a él, ajena a sus pensamientos y a sus acciones. Ambos estaba desnudos y solo cubiertos por una sábana porque, por el amor del infierno, sí que hacía calor. Y no solamente por el acto sexual que acababan de terminar, su reloj en la mesita de noche, que también marcaba la temperatura indicaba 26°C. Demasiado alto para el ególatra que no soportaba temperaturas de más de 20°C a menos que se tratase de una buena y salvaje rutina de sexo. Y hablando de eso, la de esa noche había sido buena, pero como siempre, había estado a punto de echar a la chica lejos porque no lo satisfacía como ella. Es más, Daniel ya ni siquiera estaba seguro de si esta chica era Daisy o Diane o Dona... Bleh, daba igual, esa misma mañana iba a botarla. De hecho no podía esperar para despertarla e informarle que debía irse. Aunque antes tenía que hacer esa llamada.

Sus dedos casi no atinaban a los números correctos, pese a que su cuerpo sabía el teléfono de memoria. Estaba ansioso, no nervioso, pero la expectación y la adrenalina hacían lo suyo en su cuerpo y su mente. Daniel contuvo la respiración mientras timbraba el teléfono y en cuanto la escucho contestar, sus palabras surgieron de sus labios con un tono casi exaltado.

Tenemos que vernos. A las 10, en nuestro restaurante. Tenemos que vernos... Necesito verte, en persona, cara a cara, no más llamadas. Te necesito. Annabeth... por favor. Ya no puedo seguir viviendo sin ti.
Daniel Lee, no importa con quien, en mi cama, ahora mismo.
avatar
Mirror

Mensajes : 352

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I — Lost in your essence

Mensaje por Suki el Vie Jun 02, 2017 5:26 pm

Siempre había estado segura de que la decisión que había tomado había sido la correcta, eso al menos hasta que se dio cuenta del error que había cometido. En realidad lo que menos quería era estar lejos de Daniel, porque lo necesitaba como necesitaba respirar, pero en el momento la única opción correcta había sido separarse de Daniel.

A pesar de haber conseguido una pareja que la quería, y la quería mucho, para Annabeth no era suficiente. Porque ella no tenía los mismos sentimientos que su pareja y se sentía mal por no poder corresponder sus sentimientos de la forma en la que se lo merecía. Pero todo empeoró un poco cuando se dio cuenta de que al menos necesitaba escuchar la voz de Daniel para estar tranquila.

Lo primero que hizo fue contactarlo, un día tras otro, sin importarle si su novio dormía a su lado todos los días a medianoche lo llamaba para escuchar su voz y poder relajarse. Sin embargo ese día no lo hizo, ¿por qué? Porque su novio le hizo salir toda la noche y llegaron tarde a su casa nuevamente.

No le dio tiempo de llamarlo por tener que dedicarse bastante a su pareja, quien le exigió atención, Annabeth lo hizo para dejar de sentirse culpable y se durmió con los brazos de su novio alrededor de su cintura. Eso, al menos, hasta que sintió la vibración del teléfono y se separó de su novio.

Al ver el nombre escrito se deshizo de los brazos de su novio de su cintura y acarició su mejilla antes de levantarse para dirigirse a la cocina y ahí contestar. Las palabras de Daniel sonaron en sus oídos y suspiró suavemente.

Puedes seguir sin mí, Daniel… pero está bien. Veamonos hoy, también quiero verte. Necesito verte. Te extraño…

El susurro salió de sus labios tan rápido que quiso llorar al darse cuenta de que esa era la verdad. Lo extrañaba, tanto.

Te veo en unas horas.

***
Annabeth apretó sus manos, frotándolas nerviosamente mientras entraba al restaurante en donde se encontrarían con Daniel. La emoción y el amargo sabor de la traición llenaban su boca, y no sabía si era algo que le gustase.
Annabeth, en el restaurante, 10.00 am, daniel
avatar
Suki

Mensajes : 478

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.