¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 11 el Sáb Mayo 13, 2017 1:08 am.
Últimos temas
» 1 — You gotta be kidding me...
Jue Jul 13, 2017 11:52 pm por Mirror

» I — This can't be!!
Jue Jul 13, 2017 6:01 am por Mirror

» I — The alliance, a marriage
Vie Jun 02, 2017 8:27 pm por Suki

» I — If only I could turn back time
Vie Jun 02, 2017 8:24 pm por Suki

» 1 — I can't believe this
Vie Jun 02, 2017 8:21 pm por Suki

» I — Don't hide anything
Vie Jun 02, 2017 8:17 pm por Suki

» 1 — I'm falling in love with you
Vie Jun 02, 2017 8:13 pm por Suki

» I — Nothing else matters
Vie Jun 02, 2017 8:10 pm por Suki

» I — I could feel this presence
Vie Jun 02, 2017 8:06 pm por Suki

» I — You're in my hands
Vie Jun 02, 2017 7:58 pm por Suki


I — I'm back

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I — I'm back

Mensaje por Suki el Vie Jun 02, 2017 4:10 pm


Kiyoshi suspiró cuando recibió el mensaje de su amiga, Riko, diciéndole que había perdido. No había llegado a tiempo, ¿no es así? Si ella hubiese estado ahí, se hubiese asegurado de que su equipo estuviese en plena forma para derrotar a Too.

Lo ignoró, todo ese sentimiento de derrota, y revisó nuevamente el papel que aseguraba que su lesión —aquella que le alejó de las canchas— estaba curada y que podía dejar la rehabilitación para volver tanto a la escuela como a sus equipos de baloncesto.

La sonrisa se expandió en su rostro, feliz por poder regresar con sus chicos. Lo primero que hizo, fue entrar al gimnasio mientras aquel chico de cabello azul estaba ahí. Kiyoshi era una centro fuerte, a pesar de que su altura era considerada pequeña entre los hombres, entre las mujeres su casi 1.70 era mucho. Por eso apreciaba que alguien que medía casi lo mismo que ella quisiera mejorar, porque sabía que podía hacerlo.

Kuroko-kun, ¿ne?

Ella había investigado, todo. Todo acerca de los cambios de su equipo y una de sus investigaciones fue ese chico... y el otro de primer año. Una sonrisa se expandió en su rostro cuando el chico le preguntó quien era.

Kiyoshi Temari, ¡mucho gusto!

Su sonrisa se hizo más amplia y tomó el balón, moviéndolo entre sus manos mientras hablaba a la nada aunque realmente era dirigido al chico fantasma que la acompañaba.

¿Sabes? Todos aquellos que somos pequeños tenemos grandes poderes dentro nuestro. ¿Quieres cambiar tu estilo, verdad? Pero yo no veo por qué, ¿sabes? A mí me gusta tu estilo. Es bonito.

No dejó de sonreír, incluso cuando tiró el balón y éste falló. Hizo un puchero pero al final se despidió del chico sonriente, deseándole suerte.

Y al día siguiente estaba ahí. Absolutamente todos se quedaron mirándola, algunos sin conocerla, hasta que ella se lanzó directamente a los brazos de Hyuuga para saludarlo y Riko se acercó para detenerla. Después de un rato, se dio cuenta de la falta de entusiasmo del pelirrojo y sonrió.

Ne, Kagami-kun. ¿Quieres jugar un one-on-one conmigo?

Hyuuga, quien no la ha dejado de mirar desde que llegó, suspiró. Ahí estaba de nuevo. La manager demoníaca de Seirin.
avatar
Suki

Mensajes : 477

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I — I'm back

Mensaje por Mirror el Vie Jun 02, 2017 4:11 pm


Habían perdido. A pesar de todo su esfuerzo, de cuánto deseaba ganar, al final habían perdido contra Too... contra Ahomine. Su propia luz no había sido suficientemente fuerte como para superar a Ahomine y eso es lo que le hacía rabiar. No podía depender todo el tiempo de Kuroko. Tenía que brillar incluso más fuerte para serle de utilidad a él y al equipo.

No era capaz de concentrarse en ninguna otra cosa, aparte de entrenar, mejorar, aparte de convertirse en alguien muchísimo más fuerte. Por eso también había ido a entrenar por su propia cuenta. Pero no podía faltar a los entrenamientos aunque quisiera, no si Riko Aida estaba en Seirin. Quién sabe qué sería capaz de hacerle si llegara a faltar un solo día... y por eso estaba ahí. Con la mente en cualquier otra cosa menos en la persona que acababan de presentar a todo el equipo. Otra entrenadora era lo último que necesitaba. Lo que necesitaba era convertirse en alguien más fuerte, mucho más fuerte que Ahomine y que cualquiera, incluidos todos los de la Generación Milagrosa.

Y precisamente por tener la cabeza en cualquier nube, no reaccionó precisamente a tiempo cuando la nueva entrenadora lo retó.

... ¿Eh?

Kagami la miró fijamente, de nuevo, queriendo encontrar la broma en alguna parte. Bueno, él no era machista para nada, pero nunca se le habría ocurrido enfrentarse con una mujer. Quisiera o no, su propio cuerpo era pesado y si llegase a cometer alguna falta por cualquier descuido, estaba seguro de que más de uno querría cortarle la cabeza ahí mismo.

Se llevó la mano a la nuca sin quitar la vista de la chica y habló lo más formalmente que pudo, con "-desu" y todo.

E-eh... N-no... no lo sé... Es decir, eres un poco pequeña... y delgada... Y yo no te daré ventaja por ser mujer...

¿Cómo rayos iba a escaparse de esa situación? Kagami quiso mirar a Kuroko en busca de ayuda, pero recordó que aún no era digno de ser su luz, por lo que no iba a pedirle ayuda bajo ninguna circunstancia. Para nada. No se sentía capaz.
avatar
Mirror

Mensajes : 349

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.