¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 11 el Sáb Mayo 13, 2017 1:08 am.
Últimos temas
» 1 — You gotta be kidding me...
Jue Jul 13, 2017 11:52 pm por Mirror

» I — This can't be!!
Jue Jul 13, 2017 6:01 am por Mirror

» I — The alliance, a marriage
Vie Jun 02, 2017 8:27 pm por Suki

» I — If only I could turn back time
Vie Jun 02, 2017 8:24 pm por Suki

» 1 — I can't believe this
Vie Jun 02, 2017 8:21 pm por Suki

» I — Don't hide anything
Vie Jun 02, 2017 8:17 pm por Suki

» 1 — I'm falling in love with you
Vie Jun 02, 2017 8:13 pm por Suki

» I — Nothing else matters
Vie Jun 02, 2017 8:10 pm por Suki

» I — I could feel this presence
Vie Jun 02, 2017 8:06 pm por Suki

» I — You're in my hands
Vie Jun 02, 2017 7:58 pm por Suki


1 — Welcome back

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

1 — Welcome back

Mensaje por Suki el Mar Mayo 23, 2017 7:10 pm

Welcome back
You came back in a really bad moment
El rencor le recorría por dentro mucho más de lo que quería o estaba dispuesto a admitir, y era algo bastante jodido para él. Porque a pesar de que ya habían pasado años no podía olvidarse de aquel que lo dejó a un lado y que no se preocupó por su bienestar.

Lo obligaron a casarse, para mantener un apellido podrido hasta las entrañas como aquellos que lo portaban. Era una estupidez, se dijo, pero incluso teniendo claro que lo que estaba haciendo no ayudaría a nadie tuvo que aceptarlo y sonreír de medio lado cuando dijo el "Acepto" más falso de la historia.

Luego vino su hijo, que era la única cosa buena que su mujer le dejó y que de paso le costó la vida, su hijo era la luz de sus ojos. Cesare no era un padre modelo, es más, no era ni siquiera un modelo de hombre, ¡menos lo era de padre! Pero se esforzaba en cambiar. Se esforzaba por darle un mejor futuro a su hijo.

Aunque era difícil con ese idiota dando vueltas por ahí.

¡Mi amor, he venido a visitarte!

Cesare puso los ojos en blanco, mientras se volteaba para enfrentar al vampiro que había convertido a su familia en una cuna de asesinos destinados a matarlo. Excepto a él. Él le agradecía haberlos asesinado a todos. A sus padres sobre todo, luego a sus tíos que le habían obligado a contraer matrimonio.

No me llames de esa forma, querido. O no te dejaré beber de mí hoy.

El vampiro hizo un puchero, aunque luego se disculpó y se tiró a sus pies, Cesare volvió a rodar los ojos y se quitó la chaqueta negra que tenía en su brazos para acercarse, levantar al vampiro y rodear su cuello con sus brazos.

Ven...

El susurro salió de sus labios, el vampiro sonrió y acercó sus colmillos a su cuello, Cesare únicamente cerró los ojos cuando sintió los colmillos clavándose en su piel. Esa sensación no era desagradable, de hecho le gustaba como a la mayoría de las personas según su amante.

Sin embargo algo lo desconcentró, un ruido, la puerta abriéndose y una figura que jamás creyó volver a ver.

Vaya, llegas en un mal momento— Cesare pegó más el cuerpo a su amante y sonrió, suspirando de placer al notar la succión en su cuello— Hermano.
cesare, en casa, por la noche, w/ éste y el otro
— mona
avatar
Suki

Mensajes : 478

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.