¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 11 el Sáb Mayo 13, 2017 1:08 am.
Últimos temas
» 1 — You gotta be kidding me...
Jue Jul 13, 2017 11:52 pm por Mirror

» I — This can't be!!
Jue Jul 13, 2017 6:01 am por Mirror

» I — The alliance, a marriage
Vie Jun 02, 2017 8:27 pm por Suki

» I — If only I could turn back time
Vie Jun 02, 2017 8:24 pm por Suki

» 1 — I can't believe this
Vie Jun 02, 2017 8:21 pm por Suki

» I — Don't hide anything
Vie Jun 02, 2017 8:17 pm por Suki

» 1 — I'm falling in love with you
Vie Jun 02, 2017 8:13 pm por Suki

» I — Nothing else matters
Vie Jun 02, 2017 8:10 pm por Suki

» I — I could feel this presence
Vie Jun 02, 2017 8:06 pm por Suki

» I — You're in my hands
Vie Jun 02, 2017 7:58 pm por Suki


I — Let's do it

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I — Let's do it

Mensaje por Suki el Jue Mayo 25, 2017 3:14 am



let's do it
Nathaniel no dejaba de fulminar con la mirada al chófer del automóvil, que en realidad no tenía la culpa de nada pero era la única forma que tenía de descargarse un poco por toda la situación. De verdad su padre estaba loco pero viendo que le daba todo lo que decía sin decir nada más... sencillamente no podía hacer mucho más.

Volvió a suspirar nuevamente, mientras el chófer solo sonreía y aparcaba por fin frente al hotel en el que tendría la cena con su "cita", si es que se le podía llamar así a ese pelirrojo desaliñado que a Nathaniel no le agradaba nada... aunque ciertamente sonreía cada vez que recordaba que había rechazado a Ámber. Esa chica estaba muy mimada... (obviando que él está igual de mimado, pero él se lo merece).

El chofer le abrió la puerta del automóvil y Nathaniel bajó, murmurando apenas un "nos vemos pronto" y se dirigió a la entrada del hotel en dirección al restaurante, dio su nombre y le llevaron a la reservación donde su cita ya esperaba. Tomó asiento y suspiró.

Terminemos con esto rápido.

Nathaniel ◊ Restaurant ◊ Tarde ◊ Con Akaito
avatar
Suki

Mensajes : 477

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I — Let's do it

Mensaje por Mirror el Jue Mayo 25, 2017 3:15 am



let's do it
Pues bien, ahí estaba. En un restaurante, a la espera de que su cita, un niño mimado prácticamente insoportable, llegara. ¿Cómo había terminado así?

La respuesta iba más allá, mucho más atrás en el tiempo, del día en que había acordado con la familia Valentine que se encargaría de Nathaniel. Mucho más lejos incluso que el día en que se presentó ante esa familia y éstos le aceptaron bajo ciertas condiciones.

De hecho venía casi desde su infancia. Sin exagerar, Akaito siempre había soñado con tener una limusina, sirvientes elegantes y tanto dinero como fuese posible. No era por ser un niño malvado, egoista ni ambicioso, sino porque venía de una familia humilde y un hogar roto. El dinero en principio no lo quería para él, sino para los pocos amigos que había logrado hacer. Así que desde pequeño se esforzó trabajando duro en todo lo que pudiese y gracias a eso, logró hacerse algunos contactos de adolescente. Nunca dejó de estudiar y trabajar, así que terminó su carrera y ya tenía varias recomendaciones de sus profesores y de las personas que le habían estado apoyando. A partir de ese momento no hizo más que escalar, seguir subiendo en la montaña corporativa y consiguió hacerse de su propia empresa a la corta edad de 22 años.

Era su sueño cumplido para él y bien podría haberse conformado con ello, pero él sabía que podía lograr mucho más, así que intentó convertir su empresa en una exitosa industria multinacional. Ahí fue cuando se estrelló de cara contra un muro infranqueable y oscuro. Hasta entonces, sólo había pensado que con esfuerzo podía lograr todo. Cuando quiso dar el siguiente pasó, se encontró que en la vida real, las cosas no funcionaban así. Para poder hacerse con un nombre y lograr ir más allá, debía ser parte de un grupo selecto de empresarios y extravagantes nobles multimillonarios. Y no había forma de que él por sí solo lograse entrar a ese grupo. Sus contactos ya le habían ayudado hasta donde les era posible, pero ni siquiera ellos podían ayudarle a ingresar a la crema y nata de la alta sociedad, no a ese círculo tan cerrado.

Akaito podría haberse derrumbado o conformado con lo que ya tenía, pero su curiosidad infantil podía más con él. ¿Qué tenía todo ese grupo de especial? ¿Hasta dónde sería capaz de llegar si era parte de ellos? ¿Podría cambiar al mundo para crear una mejor sociedad? Sus sueños seguían persiguiendo aspiraciones infantiles, no había duda, pero ese carácter era una de las razones por las que llegó tan lejos. No iba a detenerse.

Y la fortuna le sonrió por eso.



Resultó que en un golpe de suerte, en un evento de caridad, conoció a la familia Valentine. Se presentó ante ellos mostrando todos sus éxitos y medallas y se encontró con que la pareja tenía dos jóvenes hijos, casi de su edad. En un principio, Akaito no lo pensó, pero conforme la familia fue conociéndole, el acuerdo se presentó de forma inesperada. Ser parte de su familia para poder ingresar a ese selecto círculo social. Para lograrlo, sólo tenía que... ser aceptado por alguno de los jóvenes herederos. La primera vez que lo escuchó, Akaito no lo entendió por completo. Pero cuantas más vueltas le daba, más se iba haciendo a la idea. Tenía que casarse con uno de ellos. Y dado que todos sus ideales eran tan infantiles como desde su niñez, su objetivo se convirtió en conseguir un matrimonio por amor, feliz y duradero.

Sólo había un pequeño problema en todo eso. Ámber era simplemente odiosa. Y Akaito no tuvo reparo en decírselo en la cara.

Así que, aunque Akaito nunca consideró pretender a Nathaniel, no quedaba de otra. No es que fuese homofóbico, sino que simplemente nunca se había interesado en ningún hombre. Sólo podía recordar haber mirado a dos chicas en su adolescencia, pero de eso hacía más de 5 años y nunca hizo nada por confesarse. Así que ¿qué podía saber él del amor?

De todas formas tenía que intentarlo.



Se enamoraría primero y conseguiría que Nathaniel lo amase. Ese era su nuevo objetivo. Por eso, para empezar con buen pie, le había invitado a esa cena romántica. Bueno, era temprano para llamarle cena, pero no tenía pensado salir pronto del restaurante.

Estaba ensayando algunos diálogos casuales para entablar conversación en caso de que todo saliera mal, cuando su cita llegó. A decir verdad, no se veía mal. Sí, en cierto modo, era lindo, sí. Akaito se levantó y sonrió con dulzura ensayada hacia Nathaniel, el camarero corrió la silla para ayudarle a sentarse y el pelirrojo se sentó de nuevo. Procuró no reaccionar mal ante la primer expresión que el rubio soltó, y en cambio, le brindó una de sus más coquetas sonrisas.

Nathaniel, me alegra que vinieras. Luces muy bien con ese atuendo. ¿Qué tal tu día?

Akaito ◊ Restaurant ◊ Tarde ◊ Con Nath
avatar
Mirror

Mensajes : 349

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I — Let's do it

Mensaje por Suki el Jue Mayo 25, 2017 3:15 am



let's do it
Nathaniel despreciaba lo indecible las charlas triviales, las estupideces esas de “Hola, ¿cómo estás? Maravilloso, yo estoy genial. Sí, sí, me intereso tanto por tu charla sin sentido”. No, no les hallaba el caso sobre todo porque era la conversación ensayada que tenía que mantener comúnmente con Amber y lo despreciaba.

Por eso cuando Akaito le sonrió de esa manera y le hizo ese comentario solo rodó los ojos, acomodándose mejor en el asiento y observando con ojos aburridos a Akaito.

No empecemos, por favor— suspiró, aburrido— No me importan los cumplidos, a decir verdad. Yo siempre luzco bien.

Sabía que eso era una vil mentira, aunque todos siempre le decían que se veía bien incluso cuando estaba en estilo “mendigo fashion”. Quizás había aprendido a creerse esas mentiras.

De cualquier forma, mi día ha estado bien. Gracias por preguntar.

Las normas sociales le obligaban a preguntar por el de Akaito, pero sinceramente sus ganas de saber del chico era nulas. Aunque solo se mordió los labios y respiró.

¿Y el tuyo qué tal?

Maldita sea la sociedad.
Nathaniel ◊ Restaurant ◊ Tarde ◊ Con Akaito
avatar
Suki

Mensajes : 477

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I — Let's do it

Mensaje por Mirror el Jue Mayo 25, 2017 9:34 pm



let's do it
A Akaito le sorprendió bastante que Nathaniel no respondiera con la conversación hecha y acostumbrada por la alta sociedad. Aunque esa sorpresa sólo le duró un par de segundos reflejada en su rostro. Lo siguiente había sido lo más típico que podía esperar del chico y sólo le hizo sonreír a medio labio, con una mezcla indescifrable de emociones.

Aquello era interesante por el simple hecho de ser así. Él había vivido en los barrios más bajos de la ciudad en su niñez, donde los modales eran completamente diferentes a la alta sociedad, y cosas como las conversaciones hechas y obligadas al presentarse ante otras personas no estaban dentro del catálogo que podía encontrar entre su gente. Por supuesto, podías encontrar muchas otras palabras repetitivas y un lenguaje soez a la orden del día en cada oración que las personas de la clase baja solía decir, pero eso era un asunto bien aparte. Nada se fingía entre su gente, nada se camuflaba para dar una buena impresión. Y encontrar a alguien sincero entre tanta hipocresía era refrescante.

Akaito sonrió divertido cuando, pese a todos esos pensamientos fugaces en su mente, el chico igualmente siguió con la etiqueta. Supuso que aquello debía ser una costumbre bien arraigada o quizás algo que él hacía sólo por no molestar a su padre.

Mi día ha estado bien, he cerrado un par de buenos negocios esta misma mañana y le envié flores a mis padres.

Claro, los modales siempre iban primero. Pero Akaito acababa de cambiar completamente sus planes perfectamente ensayados hacía un par de minutos.

Pero realmente a ti no te interesa, ¿cierto? ¿Sabes? No tienes que fingir que es así. Preferiría conocer al verdadero tú... y esta es una buena oportunidad para hacerlo.

Si después de todo iba a tener que casarse con el chico, le parecía mejor conocer todas sus manías, sus hábitos y buscar algo en lo más profundo de su ser que le hiciera quererlo de verdad, enamorarse. Eso también le ayudaría a encontrar maneras de enamorarlo a él también.

Por ejemplo... ¿Realmente te gusta hablar de cosas insulsas y sin sentido? ¿Realmente te gusta esta clase de lugares snob y las cantidades ridículas que sirven en la comida? ¿Qué es lo que realmente quieres hacer o en qué piensas? Creo que eso sería mucho más interesante que solamente escuchar "¿Cómo ha sido tu día? ¿Cómo estás?"

Akaito sonrió con sinceridad, divertido sobre sus propias palabras, y después miró fijamente al chico, sonriendo todavía más e inclinando la cabeza hacia un lado en actitud infantil.

¿No lo crees tú también?
Akaito ◊ Restaurant ◊ Tarde ◊ Con Nath
avatar
Mirror

Mensajes : 349

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I — Let's do it

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.